Bullet Journal, ¿Qué?

Bullet Journal Mexico

Bullet Journal, ¿Qué?

Lo que es un Bullet Journal puede interpretarse de muchísimas formas. Ryder Carroll, creador del método, lo define como un sistema de apuntes de registro rápido o rapid logging, donde puedes organizar tu día a día en un solo lugar, sin tener que separar el calendario de tu agenda, tu directorio, las apps del celular que ni pelas, las notas adhesivas en tu pantalla o el pedazo de estambre rojo en el dedo.

Durante toda mi vida amé las agendas, las hojas, las plumas y todo lo que podías encontrar en la sección de papelería de la tienda departamental. Cada año, lo único que pedía para año nuevo era la agenda en turno, desde personajes como Emily Strange y Pascualina (probablemente me pida Moderna de Pueblo el siguiente año para no perder la tradición). Sin embargo, las hojas bonitas y todas las cátedras de mi familia sobre el cuidado de los libros no me permitía utilizar sus páginas para hacer apuntes. Aún tengo apiladas mis agendas de los últimos 7 años en una caja en la casa de mi mamá. En blanco.

Si también tienes ese llamado interior a llevar un estilo de vida más organizado pero no te ha funcionado ningún método o eres de los que piensan no mames, ¿un “método”?, entonces debes saber bien que te urge poner tu shit together.

Lo más padre es que a pesar de ser un sistema de organización personal / profesional, el Bullet Journal te da la libertad de expresarte como te acomode. Probablemente al principio, igual que yo, ni si quiera sepas qué es lo que te acomoda. Pero ahí es donde entra la diversión. Que no te asusten las fotos en Instagram o Pinterest que te puedas topar, no todo es así de elaborado.

¿Cómo funciona el dichoso método del Bullet Journal?

Lo primero que necesitas hacer es conseguir un cuaderno y una pluma. Los nerds del BuJo prefieren y recomiendan utilizar plumas de punta fina y libretas con hojas punteadas que ofrecen marcas como Moleskine o Leuchtturm1917. En mi experiencia, me he sentido cómoda utilizando agendas artesanales con hojas en blanco; debemos recordar que es nuestro derecho y deber consumir productos locales, por lo que les recomiendo checar algunas marcas mexicanas que ofrecen este estilo de cuadernillo.

A post shared by Sin Serial ® (@sinserial) on

 

Carroll explica en su video oficial el método base que él usa en su cuaderno, donde utiliza el registro rápido para plasmar de manera instantánea cualquier dato, recordatorio, idea o cita que surja a lo largo del día sin que se mezclen o interfieran entre sí. Este registro rápido utiliza diferentes símbolos o bullets que identifican y separan la información. Con un panorama donde todo lo que traemos en la cabeza desde nuestros pendientes hasta la canción de Despacito están a la vista, podremos determinar prioridades y enfocarnos de una manera mucho más fácil en lo que de verdad tenemos qué hacer. Todo en uno.

El método de bullet journal para principiantes, digamos, se puede aplicar dividiendo tu cuaderno por secciones:

La primera parte se le dedicará al índice de tu Bullet Journal

Para esta sección, bastará con que añadas un título en las primeras 4 páginas de tu cuaderno o libreta. Luego pasarás a numerar las esquinas de tus páginas. En mi BuJo actual, olvidé añadir un Índice y es la peor idea del mundo. Perdía un montón de tiempo buscando anotaciones específicas y terminé por hacer una nota en mi iPhone donde anotaba las páginas que quería recordar. No cometan este error, no sean como yo.

A armar tu registro a futuro o future log

Esta sección, que debe estar en las primeras páginas de tu Bullet Journal, te ayudarán a planificar el tiempo a futuro que tú determines. Usualmente, se recomienda planificar a 6 meses en el futuro. Para esto, existen muchísimas maneras de plasmar en papel formatos o spreads para tu registro a futuro, aquí es donde entra tu creatividad y preferencias. Si como el autor del método, prefieres un registro más bien minimalista, se sugiere dividir dos páginas en tres secciones cada una, otorgando espacio así a los siguientes seis meses. No olvides añadir tu registro a tu índice.

Planeando cómo ser un desastre.

A post shared by Fabyio Villegas (@fabyio) on

Puedes utilizar tu registro para anotar eventos, vuelos, recordatorios, conciertos o citas con el veterinario. No importa el estilo de vida que lleves, siempre habrá algo que sucederá en dos meses y es bonito tener dónde consultarlo sin estar con la ansiedad encima de que se nos va a olvidar. También puedes planificar a futuro, que por mucho que nos rogaron en la clase de ética de la secundaria hacerlo, nunca lo tomamos en serio. Bueno, crecer implica que nuestra mamá no nos va a levantar en la mañana a decirnos qué hacer. Tenemos que ser nuestra propia mamá. Y les juro que tener la vida un poquito bajo control sabe como hot cakes un sábado en la mañana.

Registro mensual para que nada se nos pase

Ya sea que trabajes como freelance, seas la cabeza de tu familia o realices tares específicas diariamente, sabes que de no tener un plan para el siguiente mes, la bomba de tareas sin terminar explota en las primeras dos semanas. Por eso el registro mensual es, al menos para mí, una parte indispensable para que el BuJo funcione.

La manera de crear tu registro mensual es igualmente libre y puede adaptarse a tus necesidades. Personalmente, disfruto de tener a la vista un calendario con espacio suficiente para mis apuntes, con una sección para las tareas o ideas que no tienen un día específico de realización.

Otoño.

A post shared by Fabyio Villegas (@fabyio) on

Nuevamente, si lo tuyo es la eficiencia y el minimalismo, el formato que utiliza el autor puede funcionarte mejor. Consiste en escribir los días de la semana y del mes a manera de un calendario vertical simple, permitiendo el espacio de cada renglón para hacer las anotaciones necesarias. En la siguiente página, anotarás tus pendientes del mes, ya sea pagar la renta, asistir a alguna clase o hacer una entrega. Teniendo una vista generalizada del mes, podrás asignarle una fecha adecuada a cada tarea que tengas por realizar. De nuevo, añádelo al índice.

Registro diario. DIARIO, DIJE.

Y aquí está lo bueno. Las páginas que conformarán la novela de tu existencia con el pasar de los años: el registro diario. Estas páginas serán tu terapeuta, mejor amigo, curious cat y proyecto de arte de Shia LaBeouf personal.

Lo primero que harás es añadir la fecha de la manera que prefieras, puedes utilizar marcadores para resaltar los títulos, o simplemente separarlos con una línea. Existe infinidad de opciones para hacer banners de título. Opcionalmente, puedes añadir una línea del tiempo, donde anotes las horas de tu día para separarlas por tareas a realizar.

Debajo del título, añadirás tus recordatorios, citas y tareas del día. Puedes elegir tu propio bullet para identificarlos. El autor del método divide su información de la siguiente manera:

  • Con un punto, indica una tarea.
  • Con un círculo, indica un evento.
  • Y con una línea, indica una nota o recordatorio.

Personalmente, he asignado más bullets a diferentes categorías que son relevantes para mí como: llamadas, deadlines e ideas. Puedes añadir todas las categorías que necesites. Así de simple, tienes a la vista todo lo que ocupará tu tiempo durante el día. ¿Quién sabe? Quizá podrías descubrir que tienes un espacio para ir a correr o llamarle a tu mamá después de todos-estos-meses.

De manera opcional puedes, como yo, organizar el registro diario en uno semanal. Tener un vistazo de la semana en curso es un salva vidas cuando tienes tareas en constante cambio. Esto te ahorra tener que anotar todo en el registro mensual y esperar a que llegue el día. Además, puedes tener anotaciones extra para la semana, como trackers de tus hábitos o finanzas.

Moon river. 🍃🖋

A post shared by Fabyio Villegas (@fabyio) on

¿Y luego qué, o qué?

Ahora viene el truco, que es aplicar el método a nuestra rutina diaria. Es cierto que inicialmente toma algo de tiempo armar el formato, llenar los espacios, pensar en el futuro, ew… Lo sé porque pasé por ello. Después de un tiempo, entiendes que dedicarte tiempo propio no es un desperdicio, sino una inversión. Totally worth it.

Para poner a funcionar tu Bullet Journal, comienza tu día anotando las tareas, de verdad regálate el tiempo. Prepárate un café, pon un podcast y abre tu libreta. En el registro a futuro, anota tus objetivos para los siguientes meses: visitar a la familia, aprender un idioma, agendar un viaje, comprar el Nintendo Switch, lo que sea que planees hacer en cada mes. Sin presión, pues las ideas y actividades irán surgiendo y ahora tendrás dónde plasmarlas. De igual manera, libera todos los pendientes del mes en el registro y dale espacio a tu cabeza, será como guardar tus pendientes en una memoria externa O ALGO.

Ga.so.li.na. 🥐🍳✨

A post shared by Fabyio Villegas (@fabyio) on

Ahora sí, cuando comiences tu registro diario, podrás dar un vistazo al mes para revisar si tienes algo para ese día. De lo contrario, puedes asignar nuevas tareas y actividades que habías estado posponiendo. Conforme el día avance, podrás marcar con una X las tareas que hayas completado o los eventos a los que hayas asistido. Cuando una tarea se cancela simplemente se debe tachar, en cambio, si se mueve para otro día, se debe marcar con un bullet migratorio, que puede ser una flechita, luego anotar la tarea en su día correspondiente. ¡Y eso es todo! Con el tiempo encontrarás el formato que mejor te funcione. Lo importante es crear hábitos positivos que nos ayuden a poner las cosas en orden. ¿Es mucho pedir? ¿Eh? ¿EH?

Las ventajas del Bullet Journal

La parte tediosa es generar el hábito de estar organizados. El BuJo es la mejor opción cuando tienes muchas ideas al mismo tiempo en la cabeza y ninguna parece tener ganas de aterrizar del todo. Con el BuJo, no sólo tienes la opción de planificar, sino de expresar. Las colecciones en un Bullet Journal, son las secciones a las que se les da una finalidad determinada sin necesidad de tener un orden específico.

Puedes tener un espacio dedicado específicamente a tus finanzas, la ubicación no es problema ya que gracias al índice tienes acceso fácil y rápido. Y no hay límite: puedes hacer un espacio dedicado a Bradley Cooper si quieres, a escribir una canción, a un dibujo, a tomar notas del curso de marketing que te estás aventando en youtube, poemas de Jiseland. Todo lo que quieras. Las más útiles por lo general son listados de restaurantes y listas de compras. Lo importante es que se adapte a tus gustos y necesidades.

GYST.

A post shared by Fabyio Villegas (@fabyio) on

Ojalá que muy pronto el método encuentre al mago en ti.

No Comments

Post A Comment